7 ago. 2011

TIPNIS: La construcción de la carretera que pasa por el TIPNIS es una traición más a los pueblos indígenas

 
El Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure; ubicado entre los departamentos de Beni y Cochabamba alberga a cerca de 15000 indígenas distribuidos en distintos grupos étnicos y a una gran biodiversidad; la construcción de la carretera que unirá Villa Tunari y San Ignacio de Moxos pasará por este territorio indígena y parque natural y afectará el hábitat de miles de indígenas de las tierras bajas y se llevará consigo miles de especies vegetales y naturales; provocándole “una herida de 306 kilómetros”. Todo esto a nombre de “desarrollo”; un desarrollo que lleva a que pueblos indígenas enteros tengan que emplearse en los peores trabajos para sobrevivir, que mujeres y niñas se vean obligadas a prostituirse para llevar alimento a sus casas. El gobierno empecinado en llevar a cabo esta construcción demuestra una vez más lo alejado que está de las reivindicaciones indígenas y que solo se disfraza de “indígena” para traicionar a los pueblos que depositaron su confianza y esperanza.

La construcción de esta carretera más allá de los daños medioambientales y culturales que causará, es una vulneración de los derechos de los pueblos indígenas. Lo que el gobierno está haciendo es entregar territorio indígena a las corporaciones extranjeras a nombre del desarrollo.

Construir esta carretera debería estar sujeto a un proceso de consulta a los pueblos que habitan esta región; se está demostrando una vez más que el gobierno utilizará la confianza depositada en él, para incluso violar lo establecido en el convenio 169, donde se ratifican los derechos de los indígenas. Lo que se está haciendo es promover el etnocidio de indígenas: yuracares, chimanes y moxeños, podemos concluir con certeza que este gobierno se está demostrando antiindígena.

¿A quién beneficia esta carretera?

El pasado 29 de junio Evo Morales afirmo que quieran o no la carretera se construye. Afirma y trata de convencernos que esta carretera irá en beneficio del país. No podemos olvidar que esta carretera es parte del Plan de Integración Continental IRSA, impulsado por el imperialismo; razón por la cual Brasil financiará parte de la construcción que en total costará más de 400 millones de dólares. Entonces a quién beneficia este proyecto? Hay alguien capaz de imaginar que con el poco incentivo económico que el gobierno proporciona a los pequeños productores, estos van a poder comercializar y exportar sus productos haciendo uso de esta carretera? La verdad es que el beneficio de esta carretera es económico; pero para unos cuantos: para las grandes empresas transnacionales que saquean nuestros recursos naturales para dejarnos en la absoluta miseria. Los empresarios se ven beneficiados por esta carretera porque podrán transportar libremente sus productos y al mismo tiempo tendrán campo libre para explotar la riqueza forestal de la región sin estar obligados a consultar a los habitantes del TIPNIS. Todo esto a pesar de que el gobierno se llena la boca diciendo que la Constitución garantiza el derecho a la consulta.

Esta no es la primera vez que el gobierno trata de afectar los territorios indígenas a favor de las transnacionales, el 2009 concedió licencia para que Petroandina explore una TCO del norte de La Paz y ahora la Asamblea del Pueblo Guaraní denuncia exploración de yacimientos de petróleo en su territorio.

Los marxistas revolucionarios sabemos que no hay desarrollo posible para los trabajadores, indígenas y sectores populares dentro del capitalismo, el desarrollo que el gobierno propone solo beneficia a las grandes empresas, a los latifundistas y terratenientes, que son los únicos que tendrán beneficio económico, este gobierno no está contra el capitalismo, se muestra más bien procapitalista y proimperialista. Evo habla de descolonización cuando en realidad pone a los pueblos indígenas a merced del capital transnacional.

Y la Pachamama que?

Adolfo Moye dirigente de la subcentral del TIPNIS habló sobre las consecuencias negativas con la carretera: “deforestación y colonización, avasallamiento y coca ilegal, destrucción de nuestra casa, destrucción de la cultura, de la flora, de la fauna, de los ríos…”

Las consecuencias de la construcción de esta carretera no solo serán sociales y culturales, también serán medioambientales; la deforestación para 2 km sería de 9.200 Has y para 12 km sería de 110.400 Has de bosque. Se provocará el desvío de ríos que afectará la disminución de especies psciícolas, etc. Aquí nos preguntamos ¿donde está la defensa de la Pachamama y la madre tierra que tanto repitió el gobierno? El discurso no protege al medio ambiente, la política económica de Evo va en contra de la naturaleza y ya no puede seguir engañándonos, está dispuesto a destruir un riquísimo parque natural para beneficiar el comercio transnacional.

Pueblos indígenas en contra de la carretera

La dirigencia indígena del TIPNIS y de la CIDOB afirman que los indígenas entregarán su vida si es necesario para evitar la construcción de esta carretera, por eso iniciarán una marcha hacia la ciudad de La Paz los primeros días de agosto; la respuesta del gobierno fue una vez más acusar de derechistas o manejados por USAID a los indígenas; como lo hizo cuando la CIDOB marchó el año pasado. Trata de hacernos pensar que los indígenas son tontos o incompetentes, que no piensan por sí mismos y que son sirvientes de las ONGs, pero cada día se desenmascara más.

Hacemos un llamado…

Los pueblos indígenas marcharán a partir de agosto con la consigna de: ¡LA CARRETERA NO VA¡ nosotros desde el grupo Lucha Socialista nos unimos a esta justa reivindicación no debemos permitir que el interés económico de las transnacionales y sus aliados del gobierno pesen más que el derecho a vivir con dignidad de los pueblos indígenas. Al mismo tiempo hacemos un llamado a todas las organizaciones sindicales e indígenas a unificarnos para evitar la construcción de esta carretera.

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬---------------------------------------------------------------------------------------------

El Papel de la juventud

El papel de la juventud en esta lucha es muy importante, sabemos que en la UMSA las direcciones burocráticas no moverán un dedo para organizar nada, sin embargo, debemos exigir discusiones, asambleas y posiciones firmes frente a este tema, la organización de la juventud junto a su pueblo podría convertirse en un elemento que cambie el curso de la historia, este es el momento de recuperar nuestra fortaleza para luchar contra las injusticias sociales.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El camino por el TIPNIS, ¿una deuda electoral?

Marco Octavio Ribera Arismendi
Biólogo y ecologista.

El proyecto de la carretera que atraviesa el TIPNIS, no tendría casi razón de ser, puesto que una real justificación económica es absolutamente raquítica, sino obedeciese a una deuda política contraída por el aparato electoral del MAS en años pasados. La deuda política implica el ofrecimiento del camino y de tierras al sector colonizador y así lo han expresado líderes y dirigentes del sector colono (eufemísticamente llamados interculturales). El aparato político-electoral del MAS incurrió en un lamentable acto delictivo, al ofertar tierras y camino en un área protegida y al mismo tiempo TCO indígena, vulnerando numerosas leyes y otras normas, empezando por la tan pisoteada Constitución Política del Estado. El voto del sector colono-cocalero de la región al MAS, algún momento tenía que pasar factura, de esta forma el problema del TIPNIS, analizado profusamente desde el punto de vista ambiental, cultural, de interese estratégicos del Brasil o de las petroleras, parece reducirse a una simple presión política eleccionaria, arrastrada desde los años 2005 o 2009. Es así que por el peso de esta deuda política, no se consideran otras alternativas, o incluso se pasan por alto el riesgo de enfrentamientos fratricidas o la muerte de niños en la marcha. De esta forma la deuda política se ha convertido en una lucha de intereses. En el fondo, los colonos con sus amenazas e intimidaciones a la marcha, más allá de defender al gobierno o al MAS, están defendiendo sus intereses sobre tierras y expansión de cultivos de coca, claro está. El ansia y la angurria del poder eleccionario del MAS, ha abierto la caja de pandora.