27 feb. 2011

Ante la subida desenfrenada de los precios: Aumento de 100% en el salario mínimo y nuevas fuentes de trabajo

La intención del gobierno del Movimiento Al Socialismo de aumentar las ganancias de las petroleras extranjeras con el gasolinazo, está siendo descargada en las espaldas de la clase obrera y de la gran mayoría de la población pobre que vive en la informalidad o está desempleada, ya que los precios se dispararon y hay desabastecimiento de productos básicos de la canasta familiar.
Evo siempre utilizó el mismo discurso de los gobiernos neoliberales de incrementar el salario mínimo nacional solamente reponiendo el valor de la inflación porque de lo contrario podría generar subida de los precios e inflación. El año pasado cuando los trabajadores fabriles y maestros hicieron el primer paro general en el gobierno de Evo Morales reivindicando aumento salarial, el gobierno les acusó de intentar desestabilizar el país y estar al servicio de la Embajada Estadounidense y de la derecha.Reprimió duramente la huelga de hambre de los fabriles, declaró el magisterio enemigo de Bolivia y autorizó un miserable 5% en el salario. Sin embargo, el gasolinazo demostró quien es el que verdaderamente está adoptando políticas a favor del imperialismo (transnacionales) y de la derecha, y principalmente generando inflación. Evo confirma que es enemigo de los obreros. 

De acuerdo a lo publicado por el INE, la inflación de 2010 terminó siendo del 7,8% y en enero fue de 1,29%. Pero cualquier obrero o ama de casa saben que estos datos son falsos. La inflación está descontrolada, mientras el gobierno viene señalando que el incremento salarial para el 1ro de Mayo va ser alrededor de 8 a 10%. La COB, controlada por el gobierno a través de la dirigencia encabezada por Pedro Montes, se conforma a suplicar al gobierno que conforme una comisión interinstitucional de trabajadores, empresarios y gobierno. Es decir, el gobierno ató la soga al cuello de los trabajadores y la COB quiere pasar la guillotina. No podemos tener ninguna ilusión en las comisiones tripartito o en los diálogos y negociaciones con el gobierno. 

Solamente la movilización directa de la clase obrera con total independencia política ante el gobierno y la patronal, y la más amplia unidad de la clase para organizar la lucha, va a permitir que se consigan vitorias. Cómo los precios se duplicaron, hay que pelear por el aumento salarial del 100% y nuevas fuentes de trabajo para combatir el desempleo y el hambre. Para construir ésta lucha las bases deben exigir a la dirigencia de sus sindicatos, federaciones, confederaciones y COB, organizar ya la lucha por el salario. Hasta el momento los dirigentes oficialistas manejados por el gobierno han sido el gran obstáculo en el camino, así que las bases deben darles un ultimatum, o llaman a organizar la lucha por el salario o serán sustituidos por nuevos dirigentes no oficialistas comprometidos con el sindicalismo combativo y revolucionario.

No hay comentarios: