25 jun. 2012

¡La nacionalización de Colquiri fue impuesta por la lucha de los mineros sindicalizados!

A finales de mayo de este año, en el distrito minero de Colquiri estalló uno de los conflictos más importantes, desde la nacionalización de la mina Huanuni en el 2006, resultando en 22 heridos. El conflicto originado por la toma de un yacimiento, hasta entonces operada por la empresa Sinchi Wayra, subsidiaria de la transnacional Glencore de Suiza, por parte de los socios (cuenta propistas) de la cooperativa 26 de febrero, permitió a los trabajadores mineros asalariados de esa empresa, dar un salto en su conciencia y llegar a la conclusión de que la única manera de defender sus puestos de trabajo era planteando la Nacionalización del 100% de esta mina e incorporando también a los mineros cooperativistas a la nueva empresa estatal.


Este conflicto ha desenmascarado la política del gobierno de Evo Morales y el MAS, que prioriza la minería privada y protege los intereses de dos sectores: las transnacionales imperialistas y las cooperativas mineras. Comprobando ser una gran mentira el discurso de Evo de que se recuperó los Recursos Naturales para el pueblo boliviano.

Gobierno se resistió hasta el último momento a nacionalizar Colquiri

El gobierno demostrando que no tenía ninguna pretensión de nacionalizar Colquiri, y traicionando el planteamiento de los mineros sindicalizados que exigían la nacionalización, ha firmado un acuerdo con el sector minoritario de la cooperativa 26 de febrero y la FENCOMIN, comprometiéndose a respetar el convenio suscrito por estos con la transnacional Glencore, por el cual la transnacional les cedió el control de los yacimientos del sector denominado “veta Rosario”. Éste acuerdo significaba la ampliación de áreas para los cooperativistas en Colquiri y la pérdida de espacio para los mineros sindicalizados. No dejando lugar a dudas de cuál es lado en el que se coloca el gobierno en este conflicto.

La postura del gobierno a favor de las cooperativas, empujo a los trabajadores sindicalizados a que a través de un cabildo junto con sectores de base de las mismas cooperativas, la población civil y comunidades campesinas de Colquiri, decidieran retomar la mina Colquiri expulsando a los cooperativistas. La decisión respaldada por los Mineros de Huanuni, la FSTMB y la COB, vino acompañada de la exigencia al gobierno de la NACIONALIZACIÓN TOTAL DE LA MINA COLQUIRI e incorporación a gran parte de los trabajadores cooperativistas a la empresa nacionalizada, con todos los derechos laborales.

Derrotar la política del gobierno de entrega de yacimientos mineros a las transnacionales y a las cooperativas

Queda claro que, Evo Morales y su gobierno no tienen voluntad política de realizar una verdadera nacionalización de toda la minería, recuperándola para el Estado y expulsando a las trasnacionales. A más de seis años de su gobierno, el 76% de la producción minera continúa a cargo de las empresas transnacionales, el 22% a cargo de las cooperativas y solo un 2% está a cargo de la minería nacionalizada. El sector cooperativo ha crecido de 447 cooperativas en el 2008 a más de 1.308 cooperativas en el 2011. La conclusión es evidente, este gobierno impulsa una minería privada y es contrario a fortalecer la minería estatal nacionalizada, han sido las luchas como la de Huanuni y ahora la de Colquiri las que han obligado a este gobierno a nacionalizar estas dos minas, contra su voluntad.

Esto también se explica en que Evo Morales, mantiene un respaldo abierto a la dirigencia de la FENCOMIN otorgándoles millones de dólares en maquinaria a fondo perdido y ordenando a la Comibol a condonarles sus deudas. Además más de 86 millones de bolivianos del Programa para la Reconstrucción de Seguridad Alimentaria y Apoyo Productivo fueron otorgados de manera presuntamente irregular a nueve cooperativas mineras para que conformen el Centro Integral de Comercialización de Minerales de las Cooperativas Mineras (Comermin). Por eso éste sector viene creciendo de forma muy acelerada.

Este respaldo abierto a la dirigencia de la FENCOMIN, se mantiene hasta en momentos en que esta dirigencia ha llamado a sus bases al bloqueo de caminos para evitar la NACIONALIZACIÓN TOTAL de Colquiri, e incluso amenaza con tomar Huanuni, la única mina realmente estatal.

Una victoria de los mineros sindicalizados que necesita profundizarse

El gobierno aunque logró mantener el acuerdo de la transnacional Sinchi Wayra con los cooperativistas en lo cual recibirán la “veta Rosario”, no ha podido imponer la continuidad de la transnacional Sinchi Wayra y doblegado por la lucha de los mineros sindicalizados, tuvo que NACIONALIZAR COLQUIRI.

Sin embargo, es una nacionalización a medias, resultado de la lucha de los mineros sindicalizados con el valeroso apoyo de los mineros de Huanuni, pero que como dijo la FSTMB “es una nacionalización de 50%”. El gobierno no cumplió con la reivindicación de nacionalización total de Colquiri, lo que comprueba una vez más, que el gobierno responde a los intereses de los cooperativistas y transnacionales no teniendo ningún interés en promocionar el fortalecimiento de una minería estatal. Cabiendo ésta tarea a los obreros mineros sindicalizados a la cabeza de los mineros de Huanuni y principalmente a la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) y la Central Obrera Boliviana (COB).

Estos dirigentes tienen el deber y la obligación de llamar a una movilización general de todos los mineros sindicalizados para hacer avanzar la victoria obtenida. Es necesario exigir al gobierno ninguna indemnización a la transnacional Sinchi Wayra (Glencore), ya nos han saqueado por demás. Seguir reivindicando la Nacionalización Total de Colquiri con la incorporación de todos los trabajadores cooperativistas de base, y bajo control de los trabajadores y del pueblo.

La dirigencia de la FSTMB, COB y Sindicato de Huanuni, deben tomar Colquiri como el inicio para una real recuperación de los recursos naturales (minería) a manos de los bolivianos, la lucha debe continuar por la NACIONALIZACIÓN DE SAN CRISTÓBAL, INTI RAYMI, PORCO, SAN BARTOLOME, BOLÍVAR, MALLKU QUTA, Y OTROS YACIMIENTOS llevando a la práctica las resoluciones del Congreso Nacional de la FSTMB y el XV Congreso de la COB de nacionalización de toda la minería.

¡Ninguna indemnización a Sinchi Wayra!
¡Avanzar para la nacionalización total de Colquiri bajo control de los trabajadores y el pueblo!
¡Incorporación de todos los trabajadores cooperativistas a la empresa nacionalizada!
¡Fuera las transnacionales! Nacionalización de toda la minería bajo control de los trabajadores y del pueblo! Los recursos naturales para los bolivianos.

Grupo Lucha Socialista - LITCI

No hay comentarios: