15 mar. 2012

Muere Domitila Chungara, mujer minera combativa y símbolo de lucha contra la dictadura

Las madres de la democracia. En la fotografía se observa
sentada en una silla a Domitila Chungara (derecha), a su lado la
acompaña sacerdote Xavier Albó y a su derecha, sentado en el suelo,
aparece Luis Espinal, junto a otras personas que habían instalado un
piquete de huelga de hambre. La medida extrema se llevó a cabo en
1978 en contra del régimen  dictatorial de Hugo Banzer

 Domitila Barrios de Chungara falleció el 13 de marzo en Cochabamba, a los 75 años, cuando finalmente fue vencida por un cáncer. Valiente e indomable líder minera, cuyo coraje fue una piedra en el camino de las dictaduras militares que gobernaron Bolivia entre 1964 y 1982. Domitila, junto a otras mujeres y hombres defensores de los sectores explotados, encabezó las movilizaciones contra los gobiernos de Barrientos y Bánzer.

 
En la actualidad muchas organizaciones de mujeres, sean agentes del capitalismo o no, nos quieren hacer creer que los gobiernos capitalistas de Ángela Merkel (Alemana), Bachelet (Chile), Cristina Kirchner (Argentina) o incluso Dilma Rousseff (Brasil), nos están beneficiando por el simple hecho de ser mujeres. Es más, nos presentan casos como el de Bolivia, donde hay un mayor número de ministras en el gobierno, como una conquista a favor de la emancipación de las mujeres. Sin embargo, para nosotras, mujeres trabajadoras y estudiantes, debe quedar claro que estas “líderes” están al servicio del capitalismo. Implementan las medidas más explotadoras y opresivas en contra de mujeres y hombres de nuestra clase, son todo lo contrario a lo que fue Domitila Chungara en su lucha.

Ella no planteaba que las mujeres deban luchar para obtener puestos como agentes dentro de los gobiernos capitalistas, tampoco proponía que las mujeres lucharan entre puras mujeres como dicen hoy muchas ONGs y grupos feministas burgueses.

Esta valiente mujer, defendió la lucha conjunta de mujeres y hombres contra la explotación laboral, ésta era su bandera de lucha. Las acciones de Domitila fueron siempre uniendo a hombres y mujeres de la clase obrera en la lucha contra el sistema explotador y desigual que es el capitalismo. Domitila no aprendió este postulado básico del marxismo en los libros, la aprendió en las minas. Ama de casa y madre de 11 hijos (cuatro de ellos ya fallecidos y uno nacido muerto mientras estaba en prisión), Domitila Chungara es un símbolo del sindicalismo combativo. Muy diferente del sindicalismo que hoy llevan adelante las mujeres y hombres dirigentes de la CSUTCB y las Bartolinas, que echaron a la basura la independencia política y sindical transformándose en apéndice del gobierno de Evo Morales.

Defensora de la unidad entre hombres y mujeres de la clase obrera

Domitila primero trabajó como palliri (dedicada a rescatar mineral entre los residuos o desmontes) para alimentar a sus cinco hermanas y a su madre enferma, comenzó así su carrera política como secretaria ejecutiva del Comité de Amas de Casa de Siglo XX, un vital instrumento de apoyo a los sindicatos de trabajadores mineros. La convicción de la lucha conjunta de varones y mujeres contra el sistema de explotación laboral, le acompañaría toda su vida. En “Si me permiten hablar…”, uno de sus libros testimoniales, señala: “Lo que yo pienso es que el socialismo, en Bolivia como en cualquier país, será el mecanismo que creará las condiciones para que la mujer alcance su nivel. Y lo hará a través de su lucha, a través de su participación. Y será obra de ella misma también su liberación”.

Y adelantándose a lo que pasaría con el movimiento de mujeres bolivianas (hoy controlado por ONGs que proponen un feminismo burgués, de lucha entre sexos), Domitila escribiría: “No es que yo acepte el machismo, sino que yo considero que el machismo es también un arma del imperialismo, como lo es el feminismo [burgués]. Por lo tanto, considero que la lucha fundamental no es una lucha entre sexos, es una lucha de la pareja que tiene que integrarse desde su condición de clase…”

Domitila sobrevivió a la masacre de San Juan, cuando el gobierno de Barrientos intervino militarmente los distritos mineros para frenar una huelga episodio que resulto en la muerte de decenas de hombres y mujeres en las minas de Catavi y Siglo XX. También enfrentó a la militarización de los distritos mineros en el régimen de Bánzer.

Ésta ama de casa, toma su lugar en la lucha de clases de este país en diciembre de 1977 cuando protagonizó una huelga de hambre si precedentes. Junto a otras cuatro mujeres mineras y una veintena de hijos llega a la capital en navidad reclamando la amnistía política y la liberación de los dirigentes mineros presos. La presión social e internacional logró que Hugo Banzer accediera a conceder la amnistía, y derribó su dictadura. Eduardo Galeano describe lo que dice Domitila a sus compañeros en la mina de Catavi, antes de incorporarse a la huelga de hambre. “El enemigo principal, ¿cuál es? ¿La dictadura militar? ¿La burguesía boliviana? ¿El imperialismo? No, compañeros. Yo quiero decirles estito: nuestro enemigo principal es el miedo. Lo tenemos adentro”, dijo Domitila en la mina de estaño de Catavi.

En 1980 el golpe de García Meza envía a Domitila al exilio. Luego de la caída del dictador, ella vuelve en 1982 para continuar la lucha contra la opresión y los derechos de la clase trabajadora.
 
En los últimos años, Domitila recibió más reconocimiento en el exterior que dentro del país. El MAS y el gobierno de Evo Morales, nunca le dieron el debido reconocimiento, y por un motivo lógico, Domitila simboliza la lucha obrera en contra de los gobiernos, es más, la lucha de las mujeres con independencia de clase. El movimiento feminista fomentado por el MAS es un apéndice que sostiene al gobierno, lo opuesto de lo que reivindicaba Domitila. Tal vez por eso, Evo Morales rechazó la propuesta de que Domitila Chungara fuera su compañera de fórmula, en los comicios nacionales de 2002.

Indudablemente su muerte es llorada por centenarias de mujeres y hombres trabajadores mineros y por gran parte de la población. Domitila Chungara falleció en el mes que se recuerda el día mundial de lucha de las mujeres trabajadoras. Domitila deja una gran lección al sindicalismo, a la clase obrera, y a la lucha de las mujeres de la clase trabajadora. Luchadora incesante e inclaudicable. Desde el Grupo Lucha Socialista –LITCI decimos…

Domitila presente!!!

No hay comentarios: