19 sept. 2012

Ante el cobarde y brutal ataque cooperativista manifestamos: El gobierno y los “patrones-dirigentes” cooperativistas son los únicos responsables por los compañeros caídos en el ataque a la sede de la FSTMB

De este ataque resulto la muerte del compañero Hector Choque de 31 años (que deja 2 hijos y su esposa embarazada), las heridas del compañero Wilson Miranda (29 años) que está en terapia intensiva con riesgo de quedar parapléjico y tenemos otros 6 compañeros gravemente heridos.

Es necesario denunciar que el principal responsable de este ataque es el gobierno, porque viene retrasando la nacionalización total de Colquiri, y en una actitud criminal permitió que los cooperativistas pasaran frente a los compañeros asalariados que se encontraban en vigilia en la FSTMB. Y en segundo lugar son responsables también los dirigentes cooperativistas (principalmente de la Coop. 26 de febrero) ya que provocaron el cobarde ataque a los mineros desarmados, porque se desesperan al ver que lentamente cada vez más cooperativistas de base están decidiendo pasarse a las filas asalariadas. De los 940 que eran inicialmente, 570 ya se pasaron a la Empresa Minera Colquiri estatizada.

¡Evo está con los cooperativistas y las transnacionales! Es un gobierno antiobrero, pro-empresarial y traidor de los mineros asalariados.

Durante el gobierno de Evo, el crecimiento de las cooperativas mineras casi se triplicó. En el 2006 existían sólo 470 cooperativas, mientras que en el 2011 llegaron a cerca de 1300, según datos de FENCOMIN. Este apoyo del gobierno les ha permitido ocupar cargos en ministerios y curules en el parlamento. No es casual que uno de los patrones de las cooperativas, Andrés Villca, hoy sea vicepresidente del Senado por el MAS. También han sido liberadas del pago de varios impuestos. A nivel nacional, y en el 2011, la minería nacionalizada, que tiene el 2% de la producción, y 16 mil trabajadores, aportó 463 millones de dólares al Estado y las cooperativas, con el 24% de la producción y 120 mil trabajadores solo aportó 44 millones. Otro hecho que confirma que Evo Morales está con los patrones dirigentes de las cooperativas, es que en vez de buscar una solución para el conflicto, firmó un “acta de diálogo” con estos dirigentes garantizando el retorno de éste sector a Colquiri. Otra evidencia fue ver al Viceministro Pérez bajar encabezando la marcha cooperativista, supuestamente para velar por la tranquilidad de la misma.

Las cooperativas son empresas disfrazadas donde se super-explota a los “socios” de base y se daña el medio ambiente

Los mineros de Colquiri tras pelear por la expulsión de la transnacional Glencore, que arrendaba el 40% del yacimiento, ahora se enfrentan a un sector patronal donde es común la servidumbre y el juqueo (robo de minerales de la mina estatizada). Los cabecillas contratan a los “mak’unkus” (peones) y hasta a niños escolares para que realicen el trabajo en su veta a cambio de un jornal que oscila entre 100 a 200 bolivianos. Mientras ellos es común que se lleven hasta 90.000 bolivianos por mes. Tampoco aportan a la obra social ni respetan la ecología, contaminando con sus deslaves los pueblos y ríos cercanos.

Este conflicto no es una pelea entre dos sectores del proletariado como quiere hacer creer el gobierno. Es en realidad el enfrentamiento entre trabajadores asalariados que plantean recuperar para el pueblo boliviano este recurso natural, para que sea explotado por obreros con seguro social y en condiciones técnicas seguras y ecológicas y empresarios privados escondidos bajo el nombre de dirigentes cooperativistas que explotan a trabajadores precarizados.

El gobierno, con su política criminal va camino de repetir la masacre de Huanuni


Evo parece esperar que corra un baño de sangre como pasó en Huanuni en 2006, cuando hubo enfrentamientos con dinamitas entre cooperativistas y asalariados dejando 16 muertos. En esos días tuvieron mucha resonancia, por lo cínicas y macabras, las palabras del Vicepresidente Linera cuando dijo que “él enviaría los cajones para enterrar a los muertos cuando termine el conflicto”. Solamente después de la sangre derramada, y el triunfo militar de los asalariados sobre los cooperativistas, Evo se vio obligado a nacionalizar Huanuni incorporando a más de 2.500 trabajadores cooperativistas a la empresa estatal. Denunciamos y rechazamos la política criminal del gobierno. ¡Ya basta de obreros muertos y mutilados para beneficiar a patrones de cooperativas y transnacionales!

Derrotar la política entreguista de Evo Morales a favor de las cooperativas y las transnacionales.

La minería ya no puede seguir siendo el lucro de unos pocos, debe ser nacionalizada y puesta al servicio de los trabajadores bajo el control de ellos mismos. Esa tarea, solo será posible si se derrota la actual política entreguista de Evo Morales, que favorece a las transnacionales y las dirigencias cooperativistas. Para eso es necesario que la dirigencia de la COB, la FSTMB y el Sindicato de Huanuni, rompan con el gobierno y convoquen a un ampliado nacional abierto a los sindicatos de base para preparar un plan de lucha nacional hasta lograr la nacionalización total de Colquiri sin indemnización y bajo control de los trabajadores. Incorporando como asalariados a los trabajadores de base cooperativistas que así lo deseen. Llamamos a las distintas organizaciones, activistas y personalidades individuales conscientes de la importancia de esta lucha a coordinar esfuerzos para constituir un gran movimiento por la nacionalización al 100% de toda la minería bajo el control de los trabajadores y el pueblo empobrecido.

¡¡Todo el apoyo a los mineros asalariados de Colquiri!!

¡Repudio total al brutal y cobarde ataque cooperativista!

¡Abajo la política criminal del gobierno que está llevando a un baño de sangre obrera y popular!

¡Nacionalización total de Colquiri y toda la minería sin indemnización y bajo control de los trabajadores!!

Firman:
Lucha Socialista-LITCI y ASR-Tesis 11

No hay comentarios: