28 mar. 2013

A 7 años del gobierno de Evo Morales: Bonanza para las transnacionales, los banqueros y los corruptos Vs. Desempleo y ataques para los trabajadores, y los pueblos indígenas


Debido a la aún alta cotización de los precios internacionales de las materias primas (minerales e hidrocarburos principalmente), Bolivia ha mantenido un crecimiento económico considerable en la gestión 2012. Pero a la hora de poner en la balanza a quienes beneficia realmente esa coyuntural “bonanza”, los datos muestran que las políticas económicas del gobierno del MAS favorecen a las transnacionales, al empresariado y a los nuevos ricos que surgen gracias a los negociados y la corrupción; en tanto que para los trabajadores y el pueblo en general el gobierno ha desatado ataques sistemáticos a sus conquistas, derechos y organizaciones.

Crecimiento sin generación de empleo estable

Según el gobierno, la bonanza económica que vive Bolivia también se habría reflejado en la reducción delatasa de desempleo que para el 2011 en base a datos del INEse estimaba en un 5,5%. Sin embargo, esas cifras resultan irreales si se las contrasta con las estimaciones estadísticas sobre la informalidad del empleo, que en el país alcanza entre el 70 al 87%  de la población económicamente activa (PEA).Se puede decir que, casi dos tercios de las y los bolivianos en edad de trabajar no tienen empleos estables y con todos los beneficios sociales.
Incluso si se examina los datos de las dos áreas económicas claves como son la minería y los hidrocarburos, se puede constatar ese extremo. En minería, los datos oficiales de empleo datan del 2010 y señalan que de los cerca de 79.311 trabajadores del sector, el 8% están en las empresas estatales, el 7% en la minería privada y las transnacionales, el 2% en la minería chica y el 83% en las cooperativas. Tomando en cuenta que en las cooperativas,en su abrumadora mayoría,se trata de fuentes de trabajo sin beneficios sociales ni seguro médico y que una gran proporción los mineros cooperativistas son peones jornaleros, se puede concluir que en el sector minero predomina el empleo precario e informal. El crecimiento de las cooperativas mineras durante el gobierno del MAS, al influjo de sus políticas favorables a las cúpulas patronales del sector cooperativo,  debe entenderse como la aplicación de una política de precarización e informalización del trabajo y los derechos laborales en el sector minero.
En el sector de  Hidrocarburos, el predominio de las transnacionales en este sector, que se mantiene incólume a pesar de la pseudo-nacionalización del MAS, viene significando también la protección a la tercerización del empleo que imponen las compañías extranjeras a los trabajadores petroleros. En siete años del gobierno del MAS, la gran mayoría de las y los bolivianos nos mantenemos en la informalidad, en el “desempleo disfrazado” con salarios miserables y condenados a no tener una jubilación y beneficios sociales.

A cada lucha crece el cuestionamiento y la desconfianza al gobierno

Luego de la “cumbre social” en enero de 2012, el gobierno desató un política sistemática de ataques contra los trabajadores y los pueblos indígenas. Esos ataques lanzados, expresan la fragilidad dela“bonanza” económica, pues la misma no  podrá mantenerse sin una intensa entrega de los recursos naturales y el recorte de conquistas sociales para proteger las ganancias de las transnacionales y la burguesía. Aquello, permite explicar el ataque a los trabajadores en salud.
Además desató una persecución política y judicial contra las dirigencias indígenas del TIPNIS, de la CONAMAQ y de MallkuQuta para imponer la construcción de la carretera en el primer caso y defendiendo los intereses de una transnacional canadiense en el segundo caso. Defendió a ultranza los intereses privados de las cúpulas cooperativistas al negarse a nacionalizar Colquirial 100%, e incluso al momento de emitir su mensaje presidencial continuó atacando la nacionalización de esa mina, criticando la baja producción alcanzada.

Sin embargo cada uno de esos ataques,fueron respondidos con la lucha y organización. Los trabajadores en salud después de una prolongada huelga, frenaron al gobierno en sus intenciones.Los comunarios de MallkuQutacon presos y muertos de por medio lograron expulsar a la transnacional canadiense y la reversión al Estado de los yacimientos.En el TIPNIS si bien el gobierno impuso su “consulta-post” a través del chantaje y la cooptación, aún no logra convencer de que gano el “Sí” a la carretera. Los trabajadores mineros de Colquiri aunque no lograron la nacionalización 100% de esta mina, lograron recuperar esta empresa de manos de la transnacional Glencore e impusieron algunas condiciones a la presencia de las cooperativas.
Por lo tanto, aunque mantiene un importante apoyo popular, principalmente en el sector campesino, no se puede decir lo mismo en los sectores de los trabajadores urbanos y en los pueblos indígenas. A cada lucha la experiencia avanza y deja claro que Evo no es un gobierno de los trabajadores y tampoco de campesinos e indígenas. La experiencia se tradujo en caída de la popularidad. En la última encuesta urbano-rural de IPSOS, Evo aun logra un respaldo de 57% en las zonas rurales, sin embargo en las nueve capitales de departamento su respaldo electoral se sitúa en el 38%.

Gobierno promotor del paralelismo y la división de las organizaciones sindicales y sociales

De la mano del ataque a los trabajadores y pueblos indígenas, el gobierno viene impulsando una política de destrucción de las organizaciones sociales, alentando el paralelismo en aquellos sectores que salieron a enfrentárselo con la lucha.
De manera descarada, ante cada lucha ha desatado campañas de desprestigio contra las organizaciones, sus demandas y sus dirigencias, acusándolas de estar con la derecha, la embajada americana, de ser parte de planes golpistas, cuando en los hechos es el gobierno del MAS quien comulga y anda de la mano con los sectores patronales y de la oligarquía. 
Así mismo, ha venido promoviendo el paralelismo y la división de las organizaciones, cuando no ha podido coparlas y cooptarlas, como ahora sucede con la CIDOB, al impulsar la destrucción y el paralelismo de esta organización indígena del oriente. 

Evo y el MASgobiernan para las transnacionales, empresarios, latifundistas y oligarquía

Según da cuenta el periódico Opinión en la “cumbre social oficialista” de enero de 2012, participaron la CAINCO, FEGASACRUZ, la CAO, ANAPO, CONCABOL, FENCA, Cámara de Hidrocarburos, Cámara Forestal, Cámara de la Construcción, Cámara de Transporte del Oriente, Federación de Caminos y la Cámara Minera. El empresariado cruceño en pleno debatió la agenda del proceso con los movimientos sociales y fue Gabriel Dabdoub, líder empresarial, quien leyó las conclusiones en nombre de todos.Sin lugar a dudas, la presencia activa de la crema y nata de la oligarquía, las patronales, los latifundistas y los representantes de las transnacionales en esa cumbre, se explica por la protección y beneficios que les garantiza el gobierno de Evo Morales.
Basta recapitular algunas concesiones que el gobierno les vino otorgando, como el de la suspensión por cinco años de la revisión de la función económico-social, pactado entre Evo y los latifundistas de la media luna en el 2008 e incorporado en el nuevo texto constitucional, medida pensadaa favor de los grandes ganaderos del oriente, desde entonces aliados del gobierno. Otro  de los sectores que se siente complacido con las políticas gubernamentales es la burguesía de la banca.Según datos del propio ministro de economía Arce Catacora  la banca durante el 2012 registró ganancias en el orden de 280 millones de dólares (La Razón/22/11/12).

Y para despejar cualquier duda de la estrecha y armoniosa relación que mantiene el gobierno del MAS con la burguesía boliviana y las transnacionales, basta con escuchar la satisfacción de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia con la propuesta de proyecto de Ley de Inversiones que les entrego el gobierno el 30 de enero de 2013 para que la revisen y corrijan a la medida de sus intereses. El presidente de los empresarios Daniel Sanchez calificó de “buena y razonable” la propuesta de Ley de Inversiones presentada por el gobierno, que según los empresarios será el principal marco legal sobre la que deben regirse las futuras leyes de Hidrocarburos, Minería, Tributario y Laboral. Es decir, la futura Ley de Inversiones que otorgará garantías legales a las ganancias de la patronal y las transnacionales obtenidas de la explotación de los trabajadores y el saqueo de los recursos naturales, rayará la cancha de las futuras leyes, incluso la laboral, en palabras sencillas en primer orden el Estado defenderá la ganancia del empresario y luego los derechos laborales.

*El Dossier completo "Balance de 7 años del gobierno de Evo Morales" usted lo encuentra en nuestro Periódico Lucha Socialista N-31. Adquiéralo!!!!!!!

No hay comentarios: