6 abr. 2013

A 7 años del gobierno de Evo Morales Parte III: El gobierno está endeudando al país

El presidente Evo Morales junto al vicepresidente del BM, Hasan Tuluy

Bonos bolivianos vendidos en EE.UU. y Europa          
El gobierno está endeudando al país

Un trabajador o trabajadora no pide préstamo al banco o a una financiera, si las cuentas de la familia van bien. Luego hay que entender porque Evo Morales dijo en su informe de gestión que la economía del país va de maravillas, y por otro lado está contrayendo deudas a través de la venta de bonos en el mercado mundial y préstamos del Banco Mundial (BM) de forma cada vez más creciente.

El 22 de octubre del 2012, Bolivia retornó a los mercados mundiales de capital especulativo poniendo a la venta bonos bolivianos en las bolsas de valores de EE.UU. y Europa, a un plazo de 10 años por el valor de $us 500 millones. Los bonos son instrumentos financieros de deuda, son títulos-papeles que el gobierno vende a inversionistas extranjeros bajo “garantías” de repagarlos. En el caso, en un plazo de diez años, regalándoles casi 5% de interés al año. A través de éste mecanismo y también de los préstamos al Fondo Monetario Internacional y el BM, los militares y gobiernos neoliberales endeudaron a todos los países de América Latina, y actualmente es Europa que se encuentra hundida en la  “crisis de la deuda”.

El ministro de Economía, Luis Arce comunicó al país que la venta de los bonos fue todo un éxito, y el presidente Evo Morales en su informe de gestión 2012 añadió: “Nosotros estábamos buscando 500 millones de dólares, cuando las distintas financieras se han presentado con 4.217 millones de dólares. Impresionante, estoy sorprendido”.También el BM hizo varios elogios al gobierno y anunció: “hasta ahora (2012) tenemos invertido en proyectos $us. 444 millones y nuestra estrategia el próximo año (2013) es prestar al menos  $us 530 millones para 15 proyectos”, indicó el representante del BM en Bolivia, Faris Hadad-Zervos. También destacó el préstamo que hizo ésta organización financiera para el proyecto “Empoderar” en un monto de Bs 289 millones destinados a proyectos controlados por más de 50 organizaciones rurales. Además aclaró que Bolivia ya puede acceder a los créditos no concesionales que otorga el Banco Mundial (BM) a países con niveles de ingreso medio y esto se debe a la disposición de aumentar su capacidad de endeudamiento que demostró Bolivia con la venta de bonos.
  
Lo que Evo Morales ocultó en su informe de gestión

Evoocultóen su informe que está aumentando el endeudamiento del país, ymintió al intentarparecer que está disminuyendo la deuda externa al decir“antes, el 2005, la deuda externa era de 4.942 millones de dólares; a 2012 hemos llegado a 4.109 millones de dólares” (Informe de gestión). Lo que Evo “olvidó” explicar, es que en su gestión los organismos internacionales hicieron una condonación de cerca de 3.100 millones de dólares, luego la deuda debería estar en 1.842 millones de dólares. Sin embargo actualmente está en 4.109 millones de dólares, y conla deuda que contrajo ahora con la venta de bonos, la deuda que seguirá contrayendo con la repetición de la venta de bonos en 2013 y los nuevos préstamos no concesionales, la deuda subirá como un meteoro.

Y lo peor, Evo no dijo que el 82% de la venta de bonos fue en EE.UU. y Europa, y 2% en Medio oriente y Asia. Según el economista Juan Carlos Zuleta Calderón[1] eso representa por un lado una estrategia de largo aliento de Norteamérica y Europa para reintroducirse en la economía boliviana y acceder a las materias primas estratégicas como los minerales. Por otro, los principales inversionistas que ya operan o tienen carta blanca para operar en los próximos años en el sector minero son y serán precisamente asiáticos. La Sumitomo del Japón, dedicada a la extracción de zinc, plomo y plata en San Cristóbal; Kores y Posco de Corea del Sur, es decir el único consorcio que suscribió un contrato para fabricar cátodos de litio a partir de las salmueras del Salar de Uyuni; y Citic de China, que acordó con el gobierno iniciar la exploración del Salar de Coipasa, sin descartar otras opciones de inversión (también asiática) que se encuentren en curso. En consecuencia, como las empresas mineras asiáticas más importantes ya se encuentran posicionadas en Bolivia, no tendrían motivo alguno para comprar los bonos.

Por lo tanto, diferente del informe de Evo que presenta “a un país más fuerte”, con “mayor independencia y soberanía ante el mercado mundial”, estamos yendo en el sentido opuesto. El gobierno del Estado Plurinacional  está abriendo aún más el país (sus recursos naturales) al capital extranjero aumentando la dependencia con las transnacionales e inversionistas que compraron los bonos. Se está repitiendo las mismas prácticas de los gobiernos en los años 80 y los gobiernos neoliberales, endeudando el país hasta el cuello y quién lo reconoce es el propio ministro de Evo, ArceCatacora: “con esa capacidad de endeudamiento, Bolivia puede irse a cualquier mercado de capitales del mundo y solicitar dinero para un sinfín de proyectos…además, las empresas públicas y privadas podrán endeudarse” afirmó el ministro (2/12/12 La Razón).



[1] Economista, autor certificado de SeekingAlpha.com, uno de los sitios web sobre temas bursátiles más importantes de EEUU

*El artículo es parte del dossier A 7 AÑOS DEL GOBIERNO DE EVO MORALES, en el periódico Lucha Socialista N-31

No hay comentarios: